Suite Oca

Para las culturas celtas y pre-romanas, la oca o el ganso, era un símbolo sagrado. Representadas por la simbología de la pata de la oca,  que al caminar, deja impresa una marca muy semejante al tridente del Dios del mar. El Camino de las Estrellas o Vía Láctea coincide con el Camino de la Oca y de las Aves. Las Ocas, fueron consideradas el paradigma de la Sabiduría Sagrada, eran las guías sagradas, enviadas para aconsejar a los Humanos. Las Ocas Salvajes, tienen recorridos migratorios estaciónales y estables y definieron los llamados Caminos de la Ocas.  Cuando los primeros cristianos comienzan a peregrinar a Santiago, se encuentran con que los pobladores del Camino, tenían profundas tradiciones y hablaban de un Camino de las Ocas o de las Estrellas y de un Campo de las Estrellas, al cual se llegaba por un laberinto que era necesario recorrer para renovarse por dentro. Las diferentes Órdenes  cristianizaron estas creencias y utilizaban este símbolo de la pata de la oca como símbolo de la Santa Trinidad. Construyeron hospitales y se convirtieron en guardianes del Camino. El conocido y antiquísimo Juego de la Oca simboliza el laberinto del Camino y fue tomado por los Templarios como mapa guía del Camino.

La habitación suite de Oca es la más grande de nuestro hotel y ocupa un espacio en la primera planta de 28 m2 con s ventanas a la calle. Tiene una cama doble de 1,6x2m, sofá que se convierte en una cama de 1,35x1,90 m, armario grande, tocador, pequeño escritorio y muchos otros muebles necesarios, TV de pantalla plana, WIFI gratuito y calefacción o frio por suelo radiante. La Oca ofrece un baño de 6 m2 con una bañera vintage, ducha, lavabo, aseo, secador de pelo y artículos de aseo gratuitos. Esta habitación tiene salida a la galería y el suelo es de madera de roble.

Todas nuestras habitaciones están hechas utilizando materiales naturales como piedra envejecida, maderas nobles y decoradas con grabados antiguos con las aves correspondientes, varios de ellos de la edad de la casa. Los muebles son de madera maciza y muchos de ellos son antiguos recuperados.  Las telas utilizadas son de algodón o lino.